Educar el corazón surge ante la necesidad de dar respuesta educativa a muchas dificultades que aparecen ya desde la infancia a la hora de tratar de educar el carácter, las habilidades sociales o el conocimiento personal de los niños.

 

Se tratará de tratar un enfoque nuevo en nuestras aulas sin descuidar lo que estamos haciendo hasta ahora para tratar de dar herramientas y solución a los nuevos retos que se nos plantean.

 

 

Se trabajarán  las cualidades emocionales que parecen tener importancia para el éxito:

la empatía, expresión y comprensión de sentimientos, control de nuestro carácter, la independencia, capacidad de adaptación , la simpatía, capacidad de resolver problemas de forma interpersonal, persistencia, la cordialidad, la amabilidad y el respeto.